15 enero 2008

UN ROJO, ROJO CLAVEL

Va por todos ellos, va por vosotros;

boomp3.com

Claveles Rojos
Nadie sabe... nadie sabe,
aunque todos lo quieren saber...
ni la clave, ni la llave,
de ni cuándo, ni cómo y por qué.

Me gusta ser libre lo mismo que el viento,
que mueve el olivo y riza la mar...
tenderme a la sombra de mi pensamiento
y luego de noche ponerme a cantar.

Un clavel...
un rojo, rojo clavel,
un clavel,
a la orilla de mi boca
cuidé yo como una loca
poniendo mi vida en él.

Y el clavel...
al verte, cariño mío,
se ha puesto tan encendío
que está quemando mi piel
se ha puesto tan encendío
que está quemando mi piel
que está quemando...
que está quemando mi piel.

Negro pelo... negro pelo...
que trasmina a menta y limón...
negros ojos, negros celos
primo hermano de mi corazón.

Me importa tres pitos que diga la gente,
que voy y que vengo por el arenal,
y tengo gastadas las losas del puente,
de tanto cruzarlo por la madrugá.

Un clavel...
un rojo, rojo clavel,
un clavel,
a la orilla de mi boca
cuidé yo como una loca
poniendo mi vida en él.

Y el clavel...
al verte, cariño mío,
se ha puesto tan encendío
que está quemando mi piel
se ha puesto tan encendío
que está quemando mi piel
que está quemando...
que está quemando mi piel.

--------------------

A la memoria de Milton Wolff.

2 Comentarios

2 Comentarios:

A las enero 16, 2008 1:22 a. m., Blogger Sylvia dijo:

Milt fue mi tío abuelo y mi amigo. Él vive en nuestros corazones ahora.

En paz descanse.

 
A las enero 16, 2008 4:51 p. m., Blogger FORO CRITICO CULTURAL dijo:

Gracias por tu mensaje, nos queda su ejemplo y su memoria. Una gran persona, una persona admirable.
¡Salud!

 

Publicar un comentario

<< Volver a la Página Principal