12 febrero 2009

CHARLES DARWIN

Charles Darwin, doscientos años hoy de su nacimiento, ciento cincuenta años de la publicación de su revolucionario tratado llamado "El Origen de las Especies", uno de los libros más influyentes (si no el que más) de los publicados en los últimos dos siglos, ya que abrió la puerta para el conocimiento científico de nuestro mundo, muy a pesar de los mandamases de la religión en Europa y de otros listos que controlaban el cotarro por aquel entonces.

Charles Darwin
Sus ideas siguen siendo polémicas incluso hoy en día(!) y esto es debido al absurdo de nuestro mundo y al empeño de muchos en cerrar la puerta que él abrió para toda la Humanidad, para todos nosotros. ¿Y por qué querer cerrar la boca de este hombre? Tres citas de Darwin que responden por si mismas a esta pregunta:

"La ignorancia genera confianza más frecuentemente que el conocimiento: son aquellos que saben poco, y no esos que saben más, quienes tan positivamente afirman que éste o aquel problema nunca será resuelto por la ciencia".

"Conforme el ser humano avanza en civilización, y las pequeñas tribus empiezan a unirse en comunidades mayores, ... cada individuo tendría que extender sus instintos sociales y simpatías a todos los miembros de la misma nación, aunque le resulten personalmente desconocidos. 

Una vez alcanzado este punto, solo una barrera artificial puede impedir que sus simpatías se extiendan a los humanos de todas las naciones y razas... 

La simpatía más allá de los confines humanos, es decir, los sentimientos humanitarios hacia los animales inferiores, parece ser una de las últimas adquisiciones morales... Los romanos antiguos apenas la conocían, como se muestra en sus horrorosas exhibiciones de gladiadores. La mera idea de sentimientos humanitarios, en la medida que pude observarlo, resultaba nueva a la mayor parte de los gauchos de las pampas. 

Esta virtud, una de las más nobles de las que está dotado el humano, parece surgir incidentalmente de nuestra simpatía, cuando ésta se hace más tierna y se difunde más ampliamente, hasta llegar a alcanzar a todos los seres capaces de sentir."

"Poco a poco dejé de creer que el cristianismo fuera una revelación divina. El que se propagaran como la pólvora muchas religiones falsas en gran parte de la Tierra tuvo alguna influencia en mí..."

Felicidades Charles. Y como diría Héctor del Mar
¡Cómo te queremos, Darwin!

0 Comentarios