24 marzo 2009

AGUIRRE, LA CÓLERA DE DIOS


Permites que los hombres se deslicen
como la corriente
y tus años no tienen fin.


La vida de los hombres es
como una diminuta brizna de hierba;
florece un instante
como la flor de los campos.

Pero cuando se levanta el viento
se extingue su vida
y ya nadie conoce su morada...

Ya sabes, hija mía,
que para mayor gloria de Nuestro Señor,
la Iglesia siempre está
al lado
de los fuertes.

Aguirre, la cólera de Dios

Fragmento de la película Aguirre, la cólera de Dios, de Werner Herzog.

1 Comentarios

1 Comentarios:

A las marzo 25, 2009 5:37 p. m., Blogger ... Costilla. dijo:

Gozando de lo bueno... no de lo poco:: Una invitación a otra difusion... de Primer corte
.
.
.
.
AsadodeCostilla
.
.
.
Esperamos...::

 

Publicar un comentario

<< Volver a la Página Principal