23 julio 2009

AUTOBIOGRAFÍA DARWIN

Charles Darwin - Autobiografía
... en conjunto, mis obras han sido una y otra vez sobrevaloradas. Me alegro de haber evitado las controversias, y eso lo debo a Lyell, que hace muchos años, y en relación con mis obras geológicas, me aconsejó firmemente que no me enredara en polémicas, pues raramente se conseguía nada bueno y ocasionaban una triste pérdida de tiempo y de paciencia.

Siempre que he descubierto que había cometido una pifia o que mi trabajo era imperfecto, que se me criticaba con desprecio o, incluso, que se me elogiaba de manera desmedida hasta hacerme sentir azoramiento, nada me ha consolado tanto como decirme cientos de veces: "He trabajado tan duro y tan bien como he podido, y no se puede hacer más"...

0 Comentarios