18 noviembre 2009

CUANDO VUELVAS

María Villa - Amar puede matar
Encontrarás la mesa sin recoger
y las migas de pan ocupando el espacio
que antes era de nuestras manos.

Encontrarás mi taza con los posos del café
dentro del fregadero, junto a tu taza
también vacía.

Subirás al dormitorio
y verás la cama deshecha
con olor a sexo desde esta mañana
y mis zapatillas junto a la alfombra.

Encontrarás mi pelo y el tuyo
enredados en la ducha
con los restos de jabón
de esta mañana.

Pero a mí
no me encontrarás cuando vuelvas,
ya me habré marchado buscando el hueco
de mi corazón entre el asfalto,
los semáforos y las luces encendidas
de esta ciudad cuando está
dormida.

Y la soledad difusa te enfrentará
contigo mismo, con lo que eres
y lo que habías sido
antes de que dejaras
que me marchase
sin rumbo fijo, apresurada,
antes de que tú vuelvas.

3 Comentarios

3 Comentarios:

A las noviembre 18, 2009 6:33 p. m., Blogger Estrella Nazarita dijo:

Gracias por poner aquí este poema, me ha hecho mucha ilusión verlo en este blog. Un abrazo, María

 
A las noviembre 19, 2009 12:58 p. m., Blogger Voltios dijo:

oye este poema suena genial antonio y si es tuyo estrella he de decir que me gusta la originalidad. y sorpresa, con prólogo de david.

 
A las noviembre 19, 2009 1:03 p. m., Blogger Estrella Nazarita dijo:

Gracias Voltios. Efectivamente, Estrella Nazarita soy yo y me alegra mucho que te haya gustado. Estoy satisfecha del libro pero especialmente del prólogo de David a quien no he conocido hasta este finde en Madrid pero ya era como si siempre le hubiese conocido.
Un abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Volver a la Página Principal