10 noviembre 2009

LA VIDA COTIDIANA

Lucilio - Sátiras
Desde la mañana a la noche,
tanto en día festivo como de trabajo,
todos -la plebe y los patricios-
se agitan bulliciosos en el foro
y no salen de él.

Y todos,
todos
se encuentran entregados a un solo afán,
a un único arte:

estafarse hábilmente,
luchar mediante engaños,
hacerse trampas,
adular y fingirse tontos,
simular buena fe,
quebrantar la palabra dada,
traicionar al amante...

como si todos fuesen enemigos de todos.

0 Comentarios